CARACTERÍSTICAS DE LAS PERSONAS CREATIVAS

1. Inteligencia

 

José Antonio de Marina define la inteligencia como “la capacidad de recibir información, elaborarla y producir respuestas eficaces” (2001:16).

El psicólogo cognitivo Howard Gardner, admitiendo la naturaleza plural de la inteligencia propone el concepto de Inteligencias múltiples (2003), desarrolla esta teoría stableciendo 6 sistemas básicos de inteligencias: inteligencia lingüística, inteligencia lógica-matemática, inteligencia musical, inteligencia espacial, inteligencia corporal-cinestésica, inteligencia intrapersonal, inteligencia interpersonal o social.

Daniel Goleman (1996) propone el concepto de inteligencia emocional, que define como la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos. Considera que la inteligencia emocional puede organizarse en cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación, y manejar las relaciones. Esta idea está relacionada con una capacidad que ya apuntaba Guilford: la sensibilidad, y que definía como es la capacidad de captar los problemas, es la apertura frente al entorno, es la cualidad perceptiva que focaliza la atención y el interés sobre una persona, un objeto, una situación o un problema.

2. La flexibilidad y capacidad de adaptación

La flexibilidad es la capacidad de adaptarse rápidamente a situaciones nuevas, sacando ventaja de obstáculos imprevistos. Se reconoce por la habilidad en la mezcla espontánea en las clases de información y por la facilidad de acceso al problema adecuado. Normalmente conlleva de forma asociada la capacidad de elegir con cierta rapidez y la habilidad de modificar el ambiente que nos rodea.

3. Curiosidad

Estar despierto ante las cosas en general, y en particular a lo que tenga que ver con un campo específico es esencial para buscar nuevas oportunidades, asociar ideas y lograr productos creativos. Sin curiosidad es muy difícil profundizar en algo o atreverse a explorar terrenos desconocidos. La curiosidad es la antesala de la motivación, sin la cual no llegaría a materializarse la acción del proceso creativo.

4. Voluntad y valor de asumir riesgos

Actitud que implica no tener miedo a equivocarse o a no ser comprendido. Está asociada a un estilo de pensamiento que se podría definir como “actuar contra corriente”. Este estilo creativo se caracteriza por preferir formular reglas en lugar de seguir las establecidas y por cuestionar las normas consensuadas más que por aceptarlas. También disfruta en la actividad que hace

5. Confianza y autoestima

Es necesario creer en las capacidades personales y tener fe en las ideas propias. Sin confianza en uno mismo es imposible defender ideas nuevas y resistir a la costumbre y a la crítica.

6. Pasión y disfrute

Sin disfrute por el campo en el que se trabaja y por la labor que se realiza difícilmente podrán darse otros estilos de pensamiento necesarios como la perseverancia o la aceptación y superación de los fracaso. El disfrute es fundamental tanto para realizar la actividad creativa como para transmitirla y contagiarla a los demás. Es imprescindible para superar los obstáculos de modo continuado a lo largo de la vida. Sin esta actitud no es posible conseguir logros creativos. Lo novedoso no surge por casualidad ni la primera vez que alguien se enfrenta a un tema. Es necesario el dominio de un campo y la constancia en el trabajo para poder llegar a donde otros no llegaron, para ver más allá.

7. Perseverancia

Es imprescindible para superar los obstáculos de modo continuado a lo largo de la vida. Sin esta actitud no es posible conseguir logros creativos. Lo novedoso no surge por casualidad ni la primera vez que alguien se enfrenta a un tema. Es necesario el dominio de un campo y la constancia en el trabajo para poder llegar a donde otros no llegaron, para ver más allá.

8. Aceptar el fracaso como parte del proceso

Esta actitud está relacionada con la autoestima e implica un punto de vista optimista sobre los fracasos. Consiste en entender los errores como algo positivo, como una oportunidad para aprender o para ver cosas que de otro modo no sería posible. Ayuda a descartar caminos no eficaces y abrir nuevas posibilidades.

9. Pro-activo

Esta actitud define la motivación y la voluntad de acción para llevarla a cabo. No significa sólo tener iniciativa sino también la decisión de materializarla. La iniciativa es necesaria para explorar nuevas oportunidades donde otros no las perciben, para plantear soluciones no conocidas o para descubrir problemas, pero si no se materializan de algún modo esa iniciativas no se logrará ningún resultado verdaderamente creativo.

10. Asumir la complejidad

El entorno en el que vivimos es complejo, en el sentido de componerse de elementos diversos y caótico porque esos componentes generalmente no aparecen ordenados. Si no aceptamos e integramos esas condiciones en los modos de hacer será imposible ofrecer soluciones creativas. De nada sirve pensar de forma parcelada, aislando elementos simples, si el problema a resolver no responde a esas características. Si se pierde la visión de conjunto es posible que las soluciones que se planteen no sean válidas.

About these ads